La BioGeometría es un sistema energético multidimensional necesario para manifestar en este plano todo tipo de energía vibracional.

Toda energía se manifiesta en el Universo en distintos grados, pudiendo sentir estas energías con diferentes sentidos, según su grado de densidad y naturaleza. Por ejemplo, podemos sentir, a través de los ojos, la energía lumínica; y con el oído podemos escuchar energía acústica. Si hacemos más densa estas manifestaciones de energía, es decir, la cristalizamos, llegamos a la materia, una energía cuya estructura atómica está ordenada. La materia tiene intrínseca diversas propiedades que pueden llegar a manifestarse de diversas maneras. Por ejemplo, al incidir la luz en su superficie, emite radiaciones de una longitud de onda determinada, y causa lo que percibimos como color; o al ser golpeada, la vibración de sus átomos emiten un sonido característico propio de su estructura.

Tanto la materia como la energía están compuestos de átomos que mantienen un campo vibratorio, con lo cual la materia y la energía son dos estados distintos de una misma cosa, al igual que el hielo y el vapor de agua, son dos estados del agua.

 

Artículo Publicado en la Revista El Despertador

El Despertador número 43, de septiembre de 2017.

¿Cómo definir la BioGeometría?

Se podría definir la BioGeometría como el estudio de la forma, del sonido, de la luz y la comprensión de sus distintos estados; desde lo más armónico hasta lo más inarmónico, todos somos partículas de Dios.

La BioGeometría es así un sistema Universal, ya que es común en todas las dimensiones de este universo, de forma que a través del trabajo con las diferentes manifestaciones de la energía -las formas, las estructuras, la Geometría, etc.- podemos ir descubriendo sistemas geométricos más evolucionados, elevando así nuestra conciencia individual. Dicho de otra forma, la BioGeometría es un sistema multidimensional. El trabajo con la BioGeometría puede extraernos del sistema de creencias formado por nuestro Ego, para ponernos en el lugar del observador sin juicios preconcebidos. Una vez salimos de este sistema de creencias, de la matriz de lo creado, de lo que llamamos MATRIX, nos acercamos a dimensiones sutiles de lo no creado, lo inmanifestado.

Todo lo que existe, sea en los mundos visibles o invisibles es Geometría; son formas que revelan diferentes Leyes, Principios e intenciones. Cada forma es un modelo dimensional energético, con unas capacidades y cualidades. Toda forma, sea en 2D (planas) o en 3D (poliédricas), revela todo un misterio que puede ser desvelado.

¿Por qué llamarlo entonces BioGeometría?

Bajo este esquema, se puede ver perfectamente que la BioGeometría es, sencillamente, un aspecto de la Geometría Sagrada, directamente relacionado con la manera en la que las diferentes manifestaciones de la energía afecta a todos los seres vivos, sea cual sea su estado vibracional.

La Geometría Sagrada, en sus inicios, fue la primera forma de manifestar las principales Leyes del Universo que fueron entregadas al hombre a través del Escriba de los Escribas, del Tres Veces Sabio, de Hermes Trismegisto, antes llamado Thoth por los egipcios. Todas las leyes universales pueden extraerse del estudio intrínseco de la Geometría, y basándonos en la Ley de Analogía, todo lo que es el Microcosmos podemos verlo de forma análoga reflejado en el Macroscosmos.

 

Así como lo es arriba lo es abajo; así como o es abajo lo es arriba

Hermes Trismegistos

¿Y cómo discernir lo Macro de lo Micro? ¿Lo Superior con lo Inferior? ¿Lo de arriba con lo de abajo? Todos estos conceptos son relativos y depende tanto del sistema que estemos observando, como el sistema desde el cual observamos. Si nos observamos a nosotros mismos como seres humanos completos, podríamos establecer el cuerpo como el Macrocosmos, y sistemas internos más o menos complejos como el Microcosmos, como podría ser el caso de un órgano, de un fluido, o de una simple célula. Si al observar al ser humano, lo hacemos como parte de un sistema superior, éste último será entendido como Macrocosmos, y el propio cuerpo sería un Microcosmos, un sistema perfectamente orquestado dentro de una obra mayor que él, y a la que se le suman tantos microcosmos como organismos vivos existan en el mismo plano de existencia.

Como toda materia, la materia orgánica también está compuesta de átomos en continua vibración, con lo que todos los seres vivos estamos formados por un sistema energético complejo, que a su vez lo forman otros sistemas energéticos de diferente vibración, que interactúan entre sí para formar parte de nuestra experiencia. Así, nuestros sistemas energéticos superiores no podrían funcionar individualmente, ya que éstos interaccionan a su vez con otros sistemas de semejante vibración. Entendemos como semejante a todo sistema incluido dentro un rango de valores que oscila alrededor del valor original, unos grados por arriba y por abajo. Esta semejanza permite que cada micro o macro sistema actúe como una pieza fundamental del engranaje de una maquinaria llamada Universo.

LA BIOGEOMETRÍA Y EL DESPERTAR DE LA CONCIENCIA

La BioGeometría es una gran herramienta de ayuda en la búsqueda del despertar de la conciencia, que nos lleva al conocimiento de uno mismo, pues nuestra verdadera naturaleza nos es desvelada en términos de forma, luz y sonido.

El trabajo con la BioGeometría nos permite un despertar espiritual gradual, pues infiere directamente a nuestra propia estructura desde los cimientos más sólidos, representados por el cuerpo físico, hasta los cuerpos más sutiles.

El trabajo con las formas, la luz y el sonido contribuye a recuperar la conexión perdida con la realidad, permitiendo que caiga el velo que nos separa de nuestra esencia espiritual innata, y así reconocer la Verdad en todo lo creado.

El trabajo con la BioGeometría nos ayuda a conectar con nuestra esencia, aportando multitud de beneficios, de los que podríamos destacar los siguientes:

  1. Despierta el hemisferio derecho del cerebro, armonizando y equilibrando ambos hemisferios.
  2. Ayuda a los niños/as con déficit de atención e hiperactividad.
  3. Activa las glándulas pineal y pituitaria.
  4. Facilita el acceso a las ondas alfa y theta.
  5. Abre el campo psíquico/intuitivo, creativo y espiritual.
El Karma (I)

El Karma (I)

Una de las mayores paradojas sobre la que se sustenta nuestro plano material en el que se desarrolla nuestras experiencias actuales, es el tiempo. Tiempo y Karma son dos aspectos de una misma Deidad que, según la mitología, se representa por uno o varios...

BioGEOMETRIA. Un Sistema Multidimensional.

BioGEOMETRIA. Un Sistema Multidimensional.

Toda energía se manifiesta en el Universo en distintos grados: podemos sentir energías sutiles, ver energía lumínica, escuchar energía acústica, y podemos coger la energía ordenada y solidificada en forma de materia. Tanto la materia como la energía están compuestos de átomos que mantienen un campo vibratorio, con lo cual la materia y la energía son dos estados distintos de la materia, al igual que el hielo y el vapor de agua, son dos estados del agua.

EL CÍRCULO DE ERANOS – Introducción al símbolo (II)

EL CÍRCULO DE ERANOS – Introducción al símbolo (II)

Eranos, del griego ἔρανος, significa comida en común; comida frugal donde cada uno aporta su parte; celebración compartida. Los grandes sabios y filósofos de la antigüedad se reunían durante días para compartir y poner en común no sólo la comida material, sino el...

Recibe las entradas del Blog en tu Email

Únete para recibir mis últimos artículos en tu email

Gracias por suscribirte.

Pin It on Pinterest

Share This

Compárteme

Compárteme con tus contactos