No existe religión más elevada que la Verdad.

Hace ya un tiempo, cuando comencé mi camino en el mundo del conocimiento espiritual (mucho antes de entender que el conocimiento no va a ningún sitio sin una adecuada toma de consciencia y puesta en práctica), tomé interés en la Teosofía, adentrándome en las lecturas de HP Blavatsky, Annie Bessant, CW Leadbeater y algunos otros iniciados en distintas doctrinas iniciáticas y esotéricas, como la masonería o el rosacrucismo. Éstos encontraron nexos de unión de las distintas corrientes filosóficas del mundo, y pudieron VER que nada es diferente. Todas estas corrientes, creencias, religiones, no eran más que diferentes modos de una misma realidad, como indica el hermético principio de polaridad. Porque, tal y como reza el lema de la Sociedad Teosófica, no existe religión más elevada que la Verdad. Hace unos años, allá en el 2013, me puse en contacto con la Sociedad Teosófica Española (STE) con interés para unirme a algún grupo de estudios Teosóficos, y compartir lo poco que sé con aquellos afines a mi, y recibir más aún de quienes llevaran en este camino más tiempo. Para mi sorpresa, me comunicaron que en Sevilla no tenían adscrita ninguna rama de la STE, que lo más cercano era en Cáceres o Málaga. Tras varios intercambios de email, en el que me enviaron varios ejemplares de su revista Sophia, así como algunas lecturas recomendadas para adentrarme en el estudio teosófico, me ofrecí a crear un grupo de estudios en Sevilla con la intención de que, tras un tiempo de regularidad en el estudio de sus enseñanzas, pudiéramos constituirnos como Rama, y adscribirnos así de forma regular a la Sociedad Teosófica Española. A principios del S. XX existió en Sevilla dos ramas de la Sociedad Teosófica, desaparecidas durante la Guerra Civil, como muchos otros grupos iniciáticos. Te propongo que formes parte de un Grupo de Estudios Teosóficos para devolver a Sevilla esta tradición, pero antes, conoce un poco sobre la Teosofía.    

¿Qué es la Teosofía?

La Eterna y Divina Sabiduría ha sido llamada Teosofía.

Sus verdades, relacionadas con las leyes de la naturaleza y de la vida del hombre físico, mental y espiritual, se fundamentan en el cúmulo de testimonios de “innumerables generaciones de clarividentes iniciados”. Como la total comprensión de todo esto ha estado durante edades más allá de la capacidad del hombre común, y aún lo está, ha recibido el nombre de “doctrina secreta”, un cuerpo de enseñanzas misteriosas reveladas solamente a los pocos individuos más avanzados.

Sin embargo, fragmentos de esta doctrina han sido desvelados por Adeptos en la primera literatura de la Sociedad Teosófica, escrita hacia el final del siglo pasado. En estos escritos se revela el vasto plan de evolución desde los orígenes universales y las posibilidades de desarrollo del hombre, dándole, además, un significado y propósito a su progreso.

Los teósofos, o más propiamente los estudiantes de Teosofía son buscadores de este conocimiento, pero su adquisición no tiene finalidad egoísta, sino más bien una guía para poner en práctica lo que el mundo necesita: expresiones de altruismo, amor y servicio.Sociedad Teosófica Española

 

Teosofía

Teosofía es una palabra de origen griego (Theos=Dios, Sophia=Sabiduría) que significa Sabiduría Divina. El nombre ha sido utilizado desde el siglo III después de Cristo, pero el sistema de enseñanzas al que se refiere lo encontramos, bajo otros nombres, tan atrás como retrocedemos en la historia que conocemos de la Humanidad.

La Teosofía ha sido definida muchas veces. Pero la Sabiduría Divina no puede ser encerrada en palabras. Todas las afirmaciones acerca de la Teosofía son parciales y tentativas. La Sabiduría Divina, que es la Verdad, debe ser descubierta por la experiencia de cada uno, por sí mismo.

La Teosofía postula el conocimiento de la Verdad. La tradición teosófica afirma que el hombre, mediante la exploración de las profundidades de su propia naturaleza, puede llegar a experimentar la Verdad. Esta experiencia es Teosofía, la Sabiduría Divina, el conocimiento de la Realidad última.

La Teosofía también postula los principios de la existencia. La tradición teosófica afirma que toda la Vida es una, que la Ley gobierna el Universo y que un proceso de Evolución está trabajando en todas partes. En la esfera de la vida humana, estos principios son expresados como la fraternidad de toda la humanidad, el despliegue de posibilidades a través de la reencarnación bajo la ley del karma, y de la perfectibilidad humana y la auto-trascendencia.

La Teosofía es la luz que brilla a través de las lámparas multicolores de la religión. Es el hilo de la verdad en escrituras, credos, símbolos, mitos y rituales. La Sabiduría Divina es una, los caminos hacia ella son muchos.

Enseñanzas

Las enseñanzas conocidas como Teosofía se dividen en dos grupos. En primer lugar, la Teosofía nacida del conocimiento directo de la Realidad. La tradición afirma que el hombre, en su naturaleza esencial, es una parte o aspecto de esa Realidad que las grandes religiones del mundo siempre han reconocido bajo el nombre de Dios. Debido a esta identidad interna, el hombre puede conocer a la Divinidad directamente, sin intermediarios. Esto lo hace a través de un largo proceso de auto-descubrimiento hasta que, en la realización de sí mismo, experimenta el hecho de su identidad con la Realidad. Después de ello, ya no puede haber para él duda o muerte, pecado o dolor. Este estado, descripto por los místicos como la “unión con Dios” es la meta conocida por diversos nombres como liberación, salvación, iluminación o nirvana.

De este modo, la Teosofía es la declaración de la identidad del hombre con la Realidad y de su consecuente capacidad de conocer esta última a la que el hombre llama Dios.

“Conocerás la Verdad, y la Verdad te hará libre.”Sociedad Teosófica
“Has de saber que tú eres AQUELLO.”Sociedad Teosófica

El segundo significado de la Teosofía es una consecuencia del primero. El estudio de las grandes religiones, pasadas y presentes, y de las enseñanzas de los sabios cuyos escrito han llegado hasta nosotros a través de muchos siglos, muestran la evidencia de un cierto cuerpo común de conocimientos relacionados con la Divinidad, el Hombre y el Universo. Este cuerpo de conocimiento, el más elevado factor común de todas las enseñanzas religiosas y filosóficas desde el remoto pasado, también es llamado Teosofía.

Principios Básicos

Sus principios básicos pueden resumirse como sigue:

  1. Toda la existencia es una unidad. Todas las unidades aparentemente separadas son partes de un Todo único.
  2. Toda la existencia está gobernada por leyes invariables. Estas leyes se aplican tanto a la parte visible como a la invisible de la Naturaleza, al Universo y al Hombre.
  3. La evolución es un hecho en la naturaleza. Por medio de la interrelación entre espíritu y materia, entre vida y forma, las infinitas posibilidades del ser emergen gradualmente de su estado de latencia al de expresión activa.
  4. El hombre es una fase en el proceso evolucionario. La fase humana se diferencia de las anteriores principalmente en el hecho de la auto-consciencia, que le otorga únicamente al hombre responsabilidad por sus acciones y el poder de dirigir el curso de su evolución futura.
  5. Cada vida humana, desde el nacimiento hasta la muerte, es parte de un esquema total de evolución individual. Este esquema está determinado por ciertas leyes que operan constantemente. Las más relevantes para comprender las condiciones de la vida diaria son:
    1. La ley del ritmo, que hace que la vida y la muerte se sigan una a la otra como el despertar sigue al dormir en el ciclo diaro.
    2. La ley de acción o Karma, que relaciona cada suceso con aquellos que le precedieron y con aquellos que le siguen, puesto que las causas están relacionadas con sus efectos.
  6. El individuo, como parte de la Existencia Una y dotado de auto-consciencia, tiene el poder de liberarse a sí mismo de todas las limitaciones de una existencia meramente humana y conocer por propia experiencia el hecho de su identidad con Dios.
  7. El camino del conocimiento de nuestra propia Divinidad es en sí mismo una consecuencia del cumplimiento de la ley natural. Este camino puede ser encontrado y seguido por por aquellos que están dispuestos a estudiar las leyes de la naturaleza y a adaptar sus vidas a aquellas condiciones que hacen posible el descubrimiento de la Verdad.

Este cuerpo de enseñanzas, conocido como Teosofía, no se expone como un credo a ser aceptado en base a autoridad alguna. Es una exposición de los hechos de la existencia tal como han sido descubiertos y comprobados por incontables generaciones de estudiantes. Estas doctrinas se exponen delante del investigador como hipótesis, hasta que él desarrolle en sí mismo el poder de investigar su veracidad y de unirse a las filas de los Conocedores.

Contacto

14 + 4 =

Recibe las entradas del Blog en tu Email

Únete para recibir mis últimos artículos en tu email

Gracias por suscribirte.

Pin It on Pinterest

Share This

Compárteme

Compárteme con tus contactos